Inicio / Noticias / La Xunta acondicionó este año 40 kilómetros en las principales carreteras de conexión de Baleira, con una inversión de 286.000 euros
26/12/2019 - 13:07
La Xunta acondicionó este año 40 kilómetros en las principales carreteras de conexión de Baleira, con una inversión de 286.000 euros

Baleira (Lugo), 26 de diciembre de 2019.- La Consellería de Infraestructuras y Movilidad acondicionó este año 39,7 kilómetros en las principales carreteras de conexión de Baleira, la LU-750 y la LU-710, en las que invirtió 286.000 euros.

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, explicó que los trabajos incluyeron la rehabilitación integral de la travesía del Cádavo de la LU-750, con la ejecución de una nueva capa de rodadura y el repintado de la señalización horizontal en casi 400 metros de longitud. Balseiro subrayó que esta actuación aporta mayor seguridad para el tráfico y para los vecinos y vecinas que cruzan la vía a diario.

La intervención en esta carretera se extiende a los 23,8 kilómetros que unen O Cádavo con Pol y con Meira, en los que se invirtieron 164.000 euros. Los trabajos, que están a punto de finalizar, consistieron en la realización de fresados localizados en los tramos deteriorados y reposición con mezcla bituminosa a carril completo.

Las obras en la LU-710 están completamente finalizadas. En esta vía, que enlaza O Cádavo con Baralla y la autovía A-6, se ejecutaron también mejoras localizadas del firme, con una inversión de 122.000 euros.

En conjunto, el proyecto supuso el acondicionamiento de ambas carreteras, que vertebran las conexiones de la Montaña y atraviesan cuatro ayuntamientos. Así, la inversión principal se realizó en Baleira, donde se arreglaron 17,6 kilómetros, con un presupuesto de 126.772 euros. Pero también se actuó sobre 9,9 kilómetros de Baraja, con un presupuesto de 75.378 euros; 9,8 kilómetros de Pol, con un presupuesto de 67.840 euros; y 2,4 kilómetros de Meira con un presupuesto de 16.500 euros.

Balseiro destacó el esfuerzo realizado por la Consellería, a través de la Agencia Gallega de Infraestructuras, para mantener en óptimo estado las carreteras de la red autonómica y garantizar “unas buenas comunicaciones que contribuyan al desarrollo económico y social del rural lucense”.