Inicio / Noticias / La Xunta retoma la construcción de la glorieta de la senda entre Gondomar y A Ramallosa de la carretera PO-340, en la que la Xunta invierte 2,3 millones de euros
22/10/2019 - 05:29

Santiago de Compostela, 22 de octubre de 2019.- La Xunta retomó hoy los trabajos de construcción de una glorieta en la carretera PO-340, en la intersección con la vía provincial que va a Doñas, en Nigrán, para aumentar la seguridad y facilitar la movilidad de los vecinos de este entorno. Esta rotonda está enmarcada en el proyecto de la senda peatonal y ciclista entre Gondomar y A Ramallosa, una obra en la que la Xunta invierte 2,3 millones de euros para mejorar la seguridad viaria de la carretera PO-340 y que ya está finalizada, la falta de la retirada de postes de electricidad como que impedían la ejecución de esta glorieta.

La glorieta se realizará en el punto kilométrico 20 340 de la carretera autonómica y complementará el itinerario ejecutado, pues contribuirá al calmado del tráfico, reforzará la seguridad de los peatones y ciclistas y facilitará los giros a la izquierda en la carretera en este punto. Para ejecutar esta infraestructura era necesario retirar unos postes de la red eléctrica, por lo que vez resuelto este problema, comienza la ejecución de la glorieta, las isletas para encauzar de modo acomodado a los vehículos y la colocación de señalización horizontal y vertical.

Presupuestos

La Xunta continúa trabajando para mejorar la calidad de vida de los vecinos de la comarca de Val Miñor, tal y como muestra el Proyecto de presupuestos del Gobierno gallego para 2020, que recogen unas partidas de casi 1,5 millones de euros para mantener el funcionamiento de las depuradoras de Nigrán y Gondomar y garantizar así los servicios de saneamiento, cuya competencia es municipal.

Los presupuestos para el próximo año también incluyen un presupuesto de 380.000 euros para financiar las bonificaciones en los peajes en la autopista AG-57, que próximamente se entenderán a las familias numerosas.

El Gobierno gallego movilizó ya 3,2 millones de euros en sendas peatonales en el Val Miñor y destinará un total de 1,6 millones de euros a eliminar los trechos de concentración de accidentes.