Inicio / Noticias / La Xunta solucionó ya el 97% de los cerca de 300 incidentes inscritos en las carreteras de titularidad autonómica por los temporales de la semana pasada
23/12/2019 - 06:35
La Xunta solucionó ya el 97% de los cerca de 300 incidentes inscritos en las carreteras de titularidad autonómica por los temporales de la semana pasada

Dozón (Pontevedra), 23 de diciembre de 2019.- La Xunta de Galicia solucionó ya el 97% de los cerca de 300 incidentes inscritos en las carreteras de titularidad autonómica por culpa de los temporales de la semana pasada. Así lo trasladó la conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, quien esta tarde supervisó los trabajos de reposición de las pantallas acústicas de la Autovía Dozón-Ourense (AG-53) que se desprendieron por el viento. Según explicó, gracias al trabajo de los servicios de conservación y de vialidad invernal de las carreteras autonómicas, la practica totalidad de los incidentes inscritos en las vías gestionadas por la Xunta de Galicia fueron ya solucionadas. Actualmente solo permanecen afectadas dos carreteras de la provincia de Lugo, concretamente, la LU-621 a su paso por Láncara, y la LU-722, de acceso a Navia de Suarna. En ambos casos está cortado al tráfico un carril de circulación y será necesario actuar para la estabilización de taludes.Del total de incidentes inscritos en la última semana en las carreteras de titularidad autonómica, destacan las 214 producidas por caídas de árboles, las 23 bolsas de agua formadas en las carreteras y los 18 deslizamientos de desmonte.La provincia de Pontevedra, con 112 alertas, fue la que registró un mayor número de incidentes, estando todas ellas ya reparadas. En la provincia de Lugo se produjeron menos problemas, 51, pero fue dónde se dieron los de mayor gravedad, por requerir afección al tráfico.La conselleira de Infraestructuras destacó la eficacia de los medios de conservación de carreteras y de vialidad invernal, a los que la Xunta destina en este año 27 millones de euros.

Además, destacó la labor de los responsables de los sistemas de predicción de riesgo de inundaciones en la Demarcación Galicia-Costa, así como de los trabajadores de la Guardería Fluvial de Augas de Galicia, que se encargan de la conservación y limpieza de los ríos. La Xunta destina cada año cerca de 2 millones de euros al mantenimiento de estos medios.

La conselleira destacó que esos sistemas permitieron alertar con anticipación del elevado riesgo detectado, especialmente, en las cuencas de los ríelos Tambre, Lérez y Mero, y, junto con la coordinación informativa, facilitaron la labor de los servicios de emergencia y protección civil ante los episodios de meteorología adversa.